viernes, 31 de octubre de 2008

HALLOWEEN 2008





Me encantaría compartir con todos vosotros mi pastel de halloween, pero no puedo. (Quizás me acuerde de vosotros cuando me lo coma)

Hoy es noche de Halloween (una fiesta como otra yankie), pero es que si nos quedamos solo con las fiestas españolas, nos morimos de asco.

ASÍ QUE VIVA HALLOWEEN.

Y que cosa tan divertida pasar miedo, disfrazarse, contar historias de miedo, pasear por cementerios. Sí, quizás la semana que viene me pasee por uno y haga fotos a las lapidas con esculturas de ángeles.Algo que me encanta hacer.

Bueno, mañana he invitado a comer a la suegra y a los papis, así que acabo de terminar un pastelazo pa cagarlos de miedo, o simplemente cagarlos, depende de como les siente. Jejejeje.

Estoy segura de que diréis que es chulo y como lo habré hecho.

Pues nada, como es casi seguro que mi pastel no es nada nuevo y no podré patentarlo os voy a explicar para el que le apetezca como lo he hecho.


El bizcocho es de limón:

He batido 3 huevos, le he añadido un vasito de aceite de oliva (Tamaño cortado) y he batido.

Con el mismo vasito, le he echado uno de leche, dos y medio de azúcar y he vuelto a batir.

Después he rayado la cascara de un limón sobre la mezcla y he echado un sobre de levadura royal y he batido nuevamente.

Y por último he echado tres vasitos de harina y he batido hasta crear la masa.


La cual, seguidamente he puesto en una fuente de cristal de horno y lo he metido a fuego lento una media hora. A fuego lento, para que se haga por dentro igual que por fuera.


Una vez listo he mezclado azúcar glasé con una gota de agua en una tacita y con ello he pintado el bizcocho, el cual al secarse el agua deja una costrita de azúcar transparente sobre el bizcocho, para que los próximo ingredientes no sean absorbidos.

He echado un poco de azúcar glasé para nevar el bizcocho.
Con una jeringuilla y dulce de leche he dibujado una tela de araña.

Y con el ingrediente estrella todo lo demás.

Se trata de un chocolate liquido que al secarse se queda duro, así que con la Jeringuilla he dibujado poco a poco todo lo que veis.


A COMER!!!!!

9 comentarios:

  1. No estoy en absoluto de acuerdo con que las fiestas de aqui sean un asco, ese pastel seguramente estara muy bueno , pero no lo estan los panellets?

    ResponderEliminar
  2. UPS STRIPER...No me referia a que las fiestas de aquí sean un asco, sino que hay muy pocas y por eso las hemos adoptado todas.
    Los panellets bonissims coi i tant!!! El bizcocho no es yankie, es mio. Jejeje

    ResponderEliminar
  3. Mariajo La Terremotosábado, 01 noviembre, 2008

    me guardas un trocito y me lo envias por correos?? q buena pinta tiene dios mio!!

    TQM

    Mariajo

    kiss!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Tienes el pastel los invitados “supongo que el disfraz” solo te falta la Historia de miedo
    y esta es mi Historia,
    "Cuando ocurren cosas, normalmente es a una persona o un grupo de personas compartiendo la misma experiencia, pero esto que voy a contar sucede en un pueblo, y ocurre a todos sus habitantes, los cuales ya están acostumbrados... Pero yo, como
    visitante, y mis primas, hemos vivido unas experiencias que a la gente de allí les parece "normales".

    Fuimos a ese pueblo donde mis tíos tenían en las afueras una casa cerca del pantano. Para ir al pueblo tenías que seguir
    un camino de tierra durante cuatro kilómetros hasta llegar.

    Como en la casa de noche nos aburríamos, mis tíos nos
    acercaban al pueblo en coche para que pasáramos allí unas horas con los chicos del pueblo. Era verano y las noches invitaban
    a pasarlas hablando y disfrutando de compañía.

    Los chicos del pueblo al principio nos parecían muy fantasiosos o que nos querían meter miedo. Decían que algunas noches
    se oía el gemido de un niño pidiendo ayuda... pero no venía de ninguna parte, sino de todo el pueblo. Cada uno de los habitantes lo oía en su propia casa, en la calle, en la tienda, en el bar... partía de las paredes, del suelo... a veces incluso sentían
    un empujón violento que los lanzaba al suelo... Contaban que
    incluso una mujer embarazada perdió a su hijo en la plaza una tarde en la que se encontraba hablando con unas amigas al sentir que unas manos aprisionaban su vientre con tanta fuerza que la hizo abortar allí mismo. Ella estuvo a punto de morir y
    cuando se recuperó, se fueron del pueblo y no volvieron a él.

    Les preguntamos que quién podría provocar esas cosas... y que después de lo de la mujer ¿cómo es que la gente no se va del pueblo también? Entonces nos contaron una especie de leyenda y del por qué creen que "eso" atacó tan ferozmente a la mujer.

    Hacía unos diez años, unos niños del pueblo decidieron irse una noche de verano a otro pueblo vecino. Para ello tenían que
    atravesar un campo donde en uno de los laterales estaba el cementerio que compartían los dos pueblos y que se hallaba
    justo a la mitad del camino.

    Cuando ya estaban bien avanzados oyeron un crujido a sus espaldas. Era el hermano menor de uno de ellos. Le instaron a que se volviese a casa pues no querían cargar con críos y éste se negó en rotundo, más que nada es que le daba miedo volverse solo.

    Entonces decidieron despistarle. Al llegar a la altura del cementerio dijeron que iban a jugar para esconderse en él. Como había luna llena se veía bastante bien, este chico aceptó sin
    sospechar nada... Ya en el cementerio, uno contaba y los demás se escondieron todos juntos, mientras este chico se escondía en otro lado pensando que todos estaban haciendo lo mismo.

    Cuando ya le perdieron de vista, los chicos se reunieron y salieron por una de las tapias dejando a este chico escondido. No podían evitar reirse de lo fácil que había resultado engañarlo hasta que oyeron un grito desgarrador... Al principio pensaron que se trataba de una broma, hasta que el segundo grito reaccionaron y volvieron a entrar en el cementerio... Estuvieron buscando por todas partes pero no le encontraron, gritaron su nombre, dieron vueltas y más vueltas y nada.

    Al cabo de muchas horas, cuando ya despuntaba el alba decidieron buscar ayuda en el pueblo con la esperanza de que el chico les hubiese gastado una broma y se hubiese ido a casa.

    Al llegar al pueblo, el hermano fue a su habitación, no había dormido allí, la madre le preguntó por su hermano pequeño y éste le tuvo que contar la verdad. La madre avisó al padre y éste a todo el pueblo... Salieron todos en busca del muchacho al cementerio.

    Cuando llegaron allí, uno de los vecinos descubrió con terror que el cuerpo del chico se encontraba en una de las fosas que acababan de abrir días antes para un nuevo difunto... El chico tenía la cabeza reventada, los huesos de las piernas y de los brazos retorcidos en una figura grotesca, los ojos cristalizados por el pánico y la boca en una mueca de absoluto terror...

    Fue un día negro en todo el pueblo, nadie se explicaba lo que había ocurrido allí. El hermano, con los años, fue internado en un psiquiátrico pues decía que su hermano se estaba vengando de él, le veía en todas partes, le pegaba... Los médicos le diagnosticaron neurosis obsesiva post-traumática, pero no podían explicar los contínuos moratones que aparecían por todo su cuerpo, incluso en la cara...

    Al cabo de unos años, la madre de estos hermanos se quedó embarazada... y a los siete meses le ocurrió lo que ya contaron
    antes: Algo había provocado la muerte de su bebé y quizás su propia muerte de la que escapó por poco. Los chicos decían
    que los gritos que oían por las noches eran iguales que los que oyeron en el cementerio.

    Oyendo esta historia la verdad es que les creímos... habíamos pasado un buen rato de miedo y nuestro tio nos vendría pronto a recoger para llevarnos a casa...

    Cuando íbamos hacia el coche, sentí un golpe fuerte en mi espalda que me obligó a apoyarme en mi prima de una forma violenta. Casi nos vamos las dos al suelo... Miré hacia atrás, pero los chicos estaban hablando entre ellos a unos tres metros de nosotros.

    Mi tío dijo que me había tropezado. Mi prima, sin convencerse del todo, fue hacia los chicos, cuando de repente volvió la cabeza hacia el otro lado de forma violenta... Dijo que alguien la había abofeteado... y tenía una mano marcada en la cara... una mano pequeña...

    Nos asustamos muchísimo... y empezamos a gritar presas de la histeria... Los chicos vinieron a auxiliarnos mientras mi tío abría el coche rápidamente para meternos dentro. Los chicos hicieron
    una barrera con sus brazos protegiéndonos de lo que fuese y pudimos meternos en el coche. Por el cristal pude ver cómo golpeaban a algo invisible que les estaba atacando. Mi tio condujo a gran velocidad tocando el claxon como un loco. Al llegar a la casa llamó a mis otros tios y todos fueron al pueblo a ayudar a los chicos, pero ya todo había pasado. Éstos se encontraban agotados por la lucha, con arañazos, golpes... pero dijeron que estaban acostumbrados, que no pasaba nada.

    Las agresiones en ese pueblo son esporádicas y no siempre a las mismas personas... pero ellos sienten que tienen que estar
    ahí para que ese niño que murió de forma tan violenta no esté solo... Llegará el momento en que pueda descansar en paz."
    Un saludo fantasmorico ja ja ja feliz Halloween

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta, espero que lo hayais pasado bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pero si estás hecha toda una artista de la repostería, tiene muy muy buena pinta jeje. A disfrutar del finde y del pastel jeje.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. paso de halloween ese tres kilos... me da asco puro lo de usa..la verdad... oyeee el pastel tiene una pinta genial!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Amylois, Feliz dia de Halloween! Te he dejado un premio con motivo del segundo anivervasio de mi blog, pasa por el! Este pastel se ve que quedo riquisimo! Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡menuda pinta tiene ese bizcocho fantasmagorico! Ñummmmmmmmmm!!!

    ResponderEliminar