lunes, 8 de septiembre de 2014

ADULTERIO


Sinopsis.
Linda está casada con un hombre rico, tienen dos hijos y la familia vive en una hermosa casa en Ginebra, Suiza. Trabaja en el periódico más importante del país, es guapa, viste bien y tiene todo lo que se pueda desear. A ojos de todos, su vida es perfecta. Sin embargo, no es feliz; una gran insatisfacción la corroe y se siente culpable por no ser capaz de disfrutar de lo que tiene. Por eso no habla con nadie de lo que sucede. Ama a su marido pero la relación con él se ha vuelto rutinaria, apática.

Un día, el periódico la envía a entrevistar a Jacob König, un antiguo novio del instituto que ahora es un político de cierta relevancia. Este encuentro es suficiente para que ella se sienta capaz de hacer algo con lo que soñaba desde muchacha, y empieza a dar rienda suelta a sus fantasías. Vuelve a sentir pasión por la vida. Ahora hará todo lo que sea para conquistar ese amor imposible y descenderá hasta el fondo del pozo de las emociones humanas para, por fin, encontrar su redención.




La verdad es un libro increíble. De esos que llega al lector desde la primera pagina. Soy una fiel lectora de Paulo y hacía muchos años que no encontraba su esencia en las últimas lecturas. Pero he de decir que me ha encantado leerlo. Si me centro en los personajes opino que, no es común que después de unas vidas tan revoltosas, tristes, y de locura, que todo acabe idilicamente....no es un final que me haya impactado especialmente. Y aunque haya sido un final en paz, no es como me imaginaba que acabaría todo. Soy más caótica. Si me centro en los sentimientos de Linda, le doy un notable. Aquí no he encontrado perlas, sino que en general, esta lectura ha sido una perla en si.  Y que haya una sola persona que me diga que nunca se ha sentido así.
Supongo que para mi ha sido una lectura muy personal.



...." Y siempre tenemos una sonrisa y una palabra de aliento, porque nadie puede explicarles a los demás la soledad, sobretodo si está siempre en buena compañía. Pero esa soledad existe y va erosionando lo mejor de nosotros, porque tenemos que usar toda nuestra energía para parecer felices, aunque nunca podamos engañarnos a nosotros mismos. Sin embargo, insistimos en mostrar solo la rosa que se abre cada mañana y en esconder en nuestro interior el tallo lleno de espinas que nos hiere y nos hace sangrar. ..."

3 comentarios: