domingo, 6 de marzo de 2011

CARNE MECHADA


Tan facil como meter en una sartén honda ....
-Una pieza de carne, ternera o cerdo, en mi caso es una caña de lomo partida por la mitad a lo largo para que no sea muy gorda y se haga bien por dentro.
-Una tarrina de manteca de cerdo
-Una cabeza de ajos pelados
-Un puñado de pimienta en bolas
-Una pizca de sal
-12 hojas de laurel
Y cubrir de agua.

Vamos dejando cocer a fuego intenso. A fuego medio si es ternera porque la carne es más dura y necesita más tiempo. Y le vamos dando vueltas de vez en cuando a la carne para que se haga por ambos lados y pinchamos con un palillo de vez en cuando para que entren los sabores dentro de la carne.
Así lo vamos haciendo hasta que el agua se consuma. La manteca hace que la carne se vaya dorando por fuera.

Esta carne se puede dejar enfriar y meter a la nevera. Se puede comer fría, en bocadillo, o caliente con salsas de tomate acompañada con patatas fritas...mmm

Lastima que yo no puedo ni probarla en estos momentos...

5 comentarios:

  1. El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

    La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

    Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

    Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

    Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

    Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

    María del Carmen

    PD/La presencia es extraordinaria, y el sabor me imagino que aún mejor...

    Chao!!

    ResponderEliminar
  2. La semana va consumiendo los días lentamente, deseando que el fin de semana sea diferente para abandonar la rutina que el trabajo nos va marcando.

    Y de algún modo poder disfrutar de algunas horas libres para dedicarlas aquello que más nos gusta hacer, partiendo de un descanso que sea un referente borrador...

    Y como el fin de semana acerca alguna que otra sorpresa, yo te la he dejado en Mis caricias del alma, es un coqueto detalle para seguir tejiendo la trenza de amistad que nos va uniendo mutuamente en cada encuentro.

    Espero te guste aunque sea un poquito...

    Un beso y una rosa

    María del Carmen

    ResponderEliminar